La Sori operada con éxito.

Por fín se ha acabado este asqueroso día.
Mi pequeño amor ha sido operado del bulto de su teta, y le han sacado una muela aprovechando la limpieza dental a la que iba a someterse (aunque en la foto parezca que ha sido atropellada sucesivamente por un camión de varias toneladas).

A las 10:00 mi madre y yo nos hemos dirigido a la clínica delicias con la sori. Nada más llegar un pobre hombre ha entrado con un gato en un transportín. La recepcionista le indicó que entrase en una sala. De ahí no salieron ni el gato ni el transportín. Supongo que el pobre minino ha pasado a better life. La verdad es que ver este tipo de cosas cuando vas a operar a tu perra, no es algo que mole mucho. Si hubiese ido yo sola me hubiese dado la vuelta y me hubiese ido.
Cuando ha llegado la hora de separarnos ha sido un poco horrible todo en general. la hemos tenido que poner su pequeño bozal y se la ha llevado la doctora por una puerta con un destino incierto.
Lo peor ha sido la espera. Yo no me he quitado la ropa en todo el día esperando la llamada que indicase que mi sori estaba bien y que podíamos ir a buscarla. Del agotamiento que tenía encima me he quedado hasta dormida. Al final han llamado a las 5 y nos han dicho que todo había salido bien y que la sori estaba durmiendo por la anestesia, y que podríamos ir a recorgerla a las 7.
Como yo ya no podía esperar hemos ido mi hermano Johnny Fence y yo a las 6. Por supuesto la perra seguía en los brazos de Morfeo, así que nos han dicho que volviésemos a las 8.
Hemos vuelto a las 8; cansados, ojerosos, con tanto calor...y ahí estaba. Saliendo por la misma puerta por la que tantas horas antes la doctora se la había llevado. Con el plástico espantoso en la cabeza que la hace parecer una lámpara, con sangre en su mejilla por la muela que la han sacado, despeinada, con esas cosas que parecen calentadores al más puro estilo Flashdance, con un montón de calvas...Pero cuando nos ha visto se ha lanzado hacia nosotros, asustadita la pobre.
Ahora la sori está en casa, tranquila, ya ha cenado su pechuga de pavo y algún que otro pedazo de jamón de jabugo del que a ella le gusta. No me acostumbro a verla con el artefacto este en la cabeza. Parece una lámpara del IKEA.
Bueeeeeno, ya ha pasado todo. Mañana tenemos que volver para que le pongan el antibiótico.
Por cierto, os comunico que a mi pequeña, adorable y maravillosa perra le ha quedado una sonrisa de auténtica estrella de hollywood.
NN

1 comentario:

jesus dijo...

hola, enhorabuena, tienes una perra preciosa. a mi perro lo operaron tambien hace poco. se llama braulio. es un westy. creo que un gato le arrancó el ojo de un zarpazo, el caso es que volvió a casa con él colgando y al final se lo extirparon. creo que es feliz con su nuevo look pirata. le he dejado crecer un poco el pelo para que no se el note demasiado su tara. si lo miras de cerca parece un perro picarón que te está guiñando un ojo. tiene blog, no se si hay mas perros con blog, pero el mío tiene. enseñaselo a la tuya.

http://profile.myspace.com/index.cfm?fuseaction=user.viewprofile&friendid=356116066

saludos
ciao